Greipel golpea de nuevo y recupera el maillot rojo

AL BUSTAN (EFE).- El alemán André Greipel (Lotto-Belisol) ha recuperado el maillot rojo de líder al vencer al esprint en la tercera etapa del Tour de Omán, disputada a través de 145 kilómetros entre Muscat y Al Bustan, en una jornada en la que los favoritos se dejaron ver, con el británico Chris Froome al frente.

La presencia de dos pequeñas cotas en los kilómetros finales hizo pensar que los esprinters puros tenían poco que hacer en esta etapa, pero el viento y la propia fuerza de Greipel obligaron a una llegada masiva, en la que “El gorila” obtuvo su segunda victoria, esta vez ganando el pulso al eslovaco Peter Sagan (Cannondale), vencedor el año pasado en esta meta, y al francés Nacer Bouhanni (Francaise).

En la Cota de Hamriya, a 21 kilómetros de meta, fue el propio Froome quien se asomó en cabeza, pero al ganador del año pasado tuvo enseguida un estrecho marcaje.

En la segunda, la de Al Jissah, a 7 del final, aparecieron los grandes del pelotón, a excepción del ganador del Giro, el italiano Vincenzo (Nibali), “aún lejos de la mejor forma”, como indicó a la llegada.

Froome, el suizo Cancellara (Trek) y el campeón del mundo de ciclocross, el checo Zdenek Stybar (Omega) atacaron en la subida y abrieron un pequeño hueco, pero el viento de cara fue el enemigo más peligroso para vellos, por lo que desistieron del intento.

En la maniobra cedió el belga Boonen, eliminado para el esprint, pero no perdieron comba Sagan y Greipel, que fueron los que se jugaron la etapa en una pequeña recta precedida de una pronunciada bajada.

El campeón de Alemania no dio opción y se apuntó el cuarto triunfo de la temporada y el segundo en Omán. “Creí que en la subida se iba a romper el pelotón, pero el viento esta vez fue un buen aliado”, admitió el ciclista de Rostock.

Antes del desenlace final la etapa tuvo en su pequeña historia la fuga tempranera de los belgas Ista (IAM) y Wallays (Vlaanderen), el italiano Boem (Bardiani) y el holandés Maaskant (UnitedHealthcare), que fueron cazados a 11 kilómetros de meta.

La cuarta etapa puede poner en escena de nuevo a los grandes nombres del pelotón, ya que en los últimos 60 kilómetros del trayecto entre Wadi Al Abiyad y Boshar hay que ascender en cuatro ocasiones la Cota de Bousher Alamrat, de 3,2 kilómetros al 6,8 por ciento. Los escaladores afilaran las garras ante su gran oportunidad del sábado en la Montaña Verde, en la etapa reina.-Carlos de Torres




Volver arriba