Pacman está de vuelta en la élite

El filipino da gran golpe de autoridad luego de la victoria

Timothy Bradley (izquierda), en su pelea ante Manny Pacquiao

Manny Pacquiao logró dos cosas anteayer tras derrotar a Timothy Bradley en Las Vegas: vengó la derrota sufrida ante el mismo norteamericano en 2012 y recuperó su prestigio e imagen de auténtico campeón.

En esta ocasión no hubo polémica. Y como dijo el excampeón mundial, Lenox Lewis, que estaba comentando con una cadena estadounidense la reyerta, “la diferencia entre la primera y segunda pelea fue simplemente que esta vez los jueces si dieron la decisión correcta”.

El también político en su natal Filipinas ganó sin lugar a dudas. Los tres jueces lo vieron ganar con tarjeta de 118-110 y dos por 116-112.

Pacquiao no dudó en mostrarse contento por la victoria que logró en el MGM Grand de Las Vegas.

“Me siento feliz esta noche porque la victoria es de todos ustedes, los aficionados”, declaró Pacquiao ante unos enfervorizados aficionados, que siempre le dieron su apoyo durante toda la pelea.

Pacquiao sólo tuvo problemas con dos buenas derechas que le colocó Bradley al principio y mitad de la pelea.

Acepta su derrota

Timothy Bradley no puso pretextos. Vio como acabó su invicto como profesional (31-1-1, 12 nócauts) y reconoció la superioridad de Pacquiao durante la batalla.

“No puedes decir nada en contra de Manny”, declaró Bradley. “Es un gran peleador, el mejor en el mundo y he perdido ante el campeón”.

“No hay excusas cuando todo ha concluido. Manny hizo su combate”, enfatizó el norteamericano.

En tanto, el pugilista mexicano Saúl “Canelo” Álvarez se presenta como un rival de interés en el futuro profesional de Pacquiao, junto con el puertorriqueño Miguel Ángel Cotto.- EFE




Volver arriba