"Barretas": una pelea crucial

“Barretas”: una pelea crucial

José Pinzón, listo para probarse así mismo este sábado

1 / 2


José "Barretas" Pinzón posa para el Diario durante una entrevista ayer en el gimnasio AT&T de la colonia Mayapán. Abajo, el boxeador yucateco durante sus entrenamientos con el mánager Julio Tarragó


José “Barretas” Pinzón se manifiesta ansioso por subir al ring, de cara a su pelea de este sábado en el Complejo La Inalámbrica ante el potosino Michel Rosales, compromiso que le servirá para probarse así mismo, pero sobre todo para complacer a su público en un esperado reencuentro.

“Todas mis pelas han sido importantes para mí, pero ésta es más especial porque marca el reencuentro con la afición (yucateca)”, aseguró el ídolo de Chembech, en entrevista con el Diario, ayer antes de su entrenamiento en el gimnasio AT&T.

“Barretas” asegura que se siente bendecido porque con este combate regresa a escenarios yucatecos y con un rival de probada calidad.

Aunque “El Bravo” Rosales viene de perder sus tres anteriores compromisos, el experimentado boxeador de 31 años sigue ostentando un récord de respeto: 32 ganados, 26 nocauts y siete descalabros. Además, se ha enfrentado a figuras conocidas como Saúl “Canelo” Álvarez, Marco Antonio “Veneno” Rubio o Mike Alvarado.

“Es un rival que viene fuerte y creo que es una de las peleas más importantes de mi vida”, sostuvo Pinzón.

Aunque cada victoria “es base importante de esta difícil carrera”, hoy más que nunca el dirigido por el cubano Julio Tarragó acepta que precisa un triunfo.

“La verdad estoy en una etapa clave en mi carrera y quiero probarme, saber en qué nivel físico estoy como boxeador. Esta pelea será un parámetro para mí, para saber cómo estoy físicamente”.

La derrota es impensable para el yucateco, cuyo récord es de 24 ganadas, 15 por la vía rápida, y seis derrotas.

“Me he preparado para la victoria, y voy a salir a buscar el triunfo porque estoy preparado para eso”, señaló “Barretas”, quien calificó su última derrota como un “atraco en Dinamarca” (cayó ante Patrick Nielsen en Copenhague, el 16 de noviembre de 2013).

Todo listo

A pocos días del combate ante Rosales, Pinzón se manifestó listo y sin problemas de peso, por lo que lo único que le quita el sueño es el compromiso del pesaje.

“Ya tengo el plan de pelea… la preparación para la pelea… el estado anímico… Las cosas se me están dando muy bien”, sostuvo.

“Barretas” dedicó una palabras a su público, sabedor de ser uno de los peleadores más queridos por el respetable yucateco en la actualidad. “Doy gracias a la afición yucateca que me aprecia y me quiere, gracias a ella estoy donde estoy, y lo menos que se merecen es una gran pelea… Muchas gracias a la afición, el sábado será una fiesta, voy a salir como un guerrero, se los prometo”.

Con siete años y medio en el boxeo profesional, Pinzón no reprocha nada de su carrera, mucho menos de las derrotas.

“No me arrepiento de nada, mi carrera no la cambiaría por nada, ni las derrotas, porque me han enseñado mucho, en lo profesional y en lo personal… En las derrotas me he dado cuenta de quién me aprecia de verdad y he aprendido a tratar a la gente buena y a la gente mala”.Acepta que, como en cualquier profesión, él quisiera llegar a ser lo máximo, en su caso, ser campeón mundial. Pero, aunque esto no se le ha dado, “estoy contento… Sigo vivo y con la ilusión de entrenar en el gimnasio y con la ilusión de hacer vibrar al público y brindar un gran espectáculo”.- Marcos Aguilar Gorocica




Volver arriba