Baldomir: su último tango en Mérida

Adiós al boxeo tras caer ante el ruso Meryasev

1 / 3


Los aficionados hicieron su propio show y descubrieron al "doble" del filipino Manny Pacquiao. A la izquierda, el réferi determina el fin del combate para el tamaulipeco Orlando Javier de León, luego de recibir un solo golpe de Milos Pantelic en el primer asalto
El ruso Andrey Meryasev conecta un izquierdazo al rostro del ex campeón argentino Carlos "Tata" Baldomir


Lejos de su país, en tierras yucatecas, el argentino Carlos “Tata” Baldomir se despidió definitivamente de los cuadriláteros, convencido de que ya no está para más combates, luego de caer por decisión unánime ante el ruso Andrey Meryasev, en el “Salón Diamante”.

“Ya los ánimos me están pesando y ésta va a ser mi última pelea arriba del ring. Ésta es mi última pelea. Gracias”, anunció sobre el ring Baldomir al término del pleito que se inició en los primeros minutos del sábado.

Para algunos hubo decoro en el adiós del pampero, ex campeón mundial wélter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), mismo organismo que calificó el combate de “alto riesgo” para Baldomir, quien llegó a la contienda a sólo cinco días de cumplir 43 años, 17 más que Meryasev.

Baldomir terminó el combate en pie, pero con un visible corte en la ceja izquierda, producto de un fuerte derechazo de Meryasev; fue un lastre que el argentino cargó desde la mitad del pleito.

El de Santa Fe se vio por momentos lento y acartonado, más preocupado por reclamar al réferi de supuestos golpes no permitidos del europeo. Pese a todo, el ex campeón mundial vivió su mejor momento en el quinto asalto cuando logró conectar el rostro de Meryasev en varias ocasiones. El público le celebró la faena y él respondió alzando los brazos al final del round.

Meryasev nunca llegó a poner en serios predicamentos al argentino, pero -juventud, divino tesoro- le bastó ser más rápido y preciso para sumar en cada asalto.

Por su parte, el invicto canadiense Milos Pantelic se deshizo en el mismo primer round, y con un solo golpe -literal-, del tamaulipeco Orlando Javier de León, quien subió al ring con visible sobrepeso.

El puertorriqueño Emmanuel Colón también despachó en el primero al hunucmense Wílbert “Willi” Collí. El yucateco empezó el combate a tambor batiente soltando potentes golpes a diestra y siniestra, pero fue frenado en seco por un derechazo del boricua que lo mandó a la lona. Tras la cuenta de protección, Collí aceptó nuevo intercambio, pero el réferi determinó la conclusión de la pelea a los 2’15″ del asalto.

En un deslucido pleito semi estelar, el yucateco José “Relámpago” Torres se impuso a Alfonso “Dinamita” Torres por decisión unánime.

Fue una pelea tan pareja como monótona a lo largo de sus 10 rounds. No obstante, los jueces le otorgaron el beneficio de la duda al originario de Kanasín, a quien vieron ganar por decisión unánime.Mykhaylo “Ruso-Maya” Lopatiuk y Jesús Cupul protagonizaron otra pelea para el olvido, de más abrazos que intercambio de golpes a lo largo de sus seis asaltos. Pero, gracias a su mejor técnica, Lopatiuk se llevó el combate a seis asaltos por decisión unánime.

Luis “Lizarraguita” Ruiz y Miguel “Cubanito” Nieves desquitaron el sueldo con un aguerrido combate que animó los cientos de aficionados que llenaron el Salón Diamante. Ruiz, dirigido por su padre del mismo nombre, salió avante con mejor despliegue de técnica ante un combativo Nieves.Luego de ser castigado de fea manera y caer a la lona por tanto castigo en el quinto asalto, el “Cubanito” no quiso saber nada del enfrentamiento y él mismo determinó el fin de la pelea, resultado que se hizo oficial por nocaut técnico a los 2:27 de ese round.- Marcos Aguilar




Volver arriba