Berchelt noquea al dominicano Reyes

Función de box de la empresa Max Boxing. Julián -Niño Artillero- Yedra vs. Irving -Alacrán- Requeda. Foto Jose Avila.

Un sólo golpe cambió la historia de Miguel Berchelt, y quizá hasta de su futuro próximo, porque antes de ello, el quintanarroense seguía sin quitarse la sombra de su primera derrota dentro del profesionalismo.

La pelea estelar de la velada boxística en La Inalámbrica finalizó intempestivamente a los dos minutos y 54 segundos del cuarto episodio, cuando Miguel conectó un poderoso volado de izquierda que materialmente desconectó al dominicano Carlos Manuel Reyes, ya que cayó noqueado y el réferi Miguel Canul tuvo que detener las acciones y auxiliarlo, porque tenía la vista perdida.

El triunfo 23 de Berchelt en su carrera profesional, segundo desde que perdió el invicto, fue complicado, porque le costó encontrar su mejor boxeo ante el dominicano Reyes, quien a pesar de su corta estatura, tomó la iniciativa de la contienda, ante la indecisión del quintanarroense que seguía sin encontrar su agresividad y confianza, lo que se reflejó en los pocos golpes que lanzaba.

Reyes le cortaba los espacios al “Alacrán”, y sin apabullar, soltaba golpes que le permitían sumar puntos para ganar rounds.

Algunos de los apoderados de Berchelt ya comenzaban a inquietarse, pero en el cuarto episodio, cuando parecía que el mundo se le venía encima, el avecindado en Yucatán metió un volado de izquierda, el cual tomó de entrada al dominicano y lo noqueó de forma contundente.

Sin dudas la victoria debe quitar las telarañas en la cabeza de Berchelt, quien debe recuperar la confianza que extravió en su primer revés profesional.

Por su parte, Aarón Herrera salió con el brazo en alto, sin sombra de duda, porque dominó gran parte de los diez rounds ante el colombiano David “Troyano” Mosquera, al imponerse en una clara decisión unánime.
El vallisoletano fue un “torbellino” en los primeros tres episodios, en especial en el tercero, ya que ahí derribó, con certeros ganchos, en dos ocasiones al colombiano.

Sin embargo el esfuerzo de Aarón por rematar a su rival, le hizo vaciarse y pronto comenzó a recibir golpes innecesarios, aunado a que su defensa la mantenía demasiado baja y eso le permitió a Mosquera conectar golpes sin mucha técnica, pero poderosos que por momentos le hicieron daño al de casa.

Desgastado por el esfuerzo, Aarón recargaba pilas dos episodios y embestía, pero el colombiano simplemente no cayó y sí en cambio conectó uno que otro golpe poderoso.

Al final de los diez episodios, los jueces dieron puntuaciones totales de 97-94, 95-92 y 97-91, todas para la causa del vallisoletano, quien se esforzó, pero debe corregir detalles técnicos en su defensa y sobre todo mejorar su condición física. En lo que si avanzó fue en su agresividad y decisión sobre el ring.

Con estas victorias, hay muchas posibilidades de que Berchelt y Herrera estén en una magna función en el Coliseo, que se estrenaría para un evento boxístico.— Herbert O. Martínez Fuente




Volver arriba