Yucatán suma otra serie

Ofensiva de 16 imparables en el éxito de las fieras

Los Leones tienen que ganar todas las series posibles para mantener sus esperanzas de ir a la fiesta de la postemporada. Difícil, pero no imposible y anoche sumaron una batalla más a su palmarés con una buena exhibición ofensiva.

Las fieras apalearon 12-3 a los Vaqueros de Laguna, cobrando la afrenta sufrida la semana pasada en Torreón, para mantener su paso ganador en casa. Ahora compilan marca de 28-41, sus números positivos van igual en alza jugando en el Kukulcán, con 19-15. Siguen siendo la revelación de la segunda mitad, luego de una primera vuelta de pesadilla, que podría dejarlos fuera desde muy temprano en sus aspiraciones por avanzar.

Pero mientras eso sucede, anoche se vieron bien en todos los sentidos. Y es que, como dice su mánager Orlando Sánchez, no siempre se ganará, pero generalmente cuando el equipo tiene alma y lucha por cada turno, es distinto. Anoche, ante 3,438 aficionados, brindaron una buena exhibición ante un equipo que no mostró mucho en el tercero de la serie, que se saldó con 2-1 para los melenudos.

El abridor Francisco Félix fue sacudido por jonrón de Francisco “Chipper” Méndez en el primer acto, pero transitó sin muchos problemas cinco actos para su tercera victoria de la campaña (por seis reveses). Los relevistas cumplieron con otra buena labor, sin sobresaltos. Poco a poco, sin forzar la marcha por la comodidad que la ofensiva les brindó.

Y todo se decidió entre la tercera y cuarta entradas. En la tercera, Yucatán piso el plato cinco veces para tomar una ventaja que no perdería. René Reyes remolcó dos, y las otras las impulsaron Gil Velázquez, Iván Araujo y Carlos Valencia.

Y en la cuarta, la figura de un racimo de cuatro fue Cyle Hakerd, quien se voló la barda con uno en base, y Edson García e Iván Araujo impulsaron a una más.

En total, los Leones batearon de 16-8 con gente en posición de anotar, una buena estadística si se toma en cuenta que su principal problema en la primera parte de la temporada fue precisamente batear a la hora buena. Una asignatura en la que el equipo ha trabajado intensamente y que, está visto, les está dando resultados.

Salvo Ricardo Serrano, todos los titulares de las fieras batearon cuando menos a un imparable. Velázquez atizó cuatro, con tres carreras producidas, y Reyes largó tres.

Hoy, los Leones reciben a otro equipo que les ganó serie en su reciente viaje al Norte: los Acereros de Monclova, que dieron férrea batalla a los Tigres de Quintana Roo en Cancún. Temprano, a las 12, los melenudos irán a una firma de autógrafos en el Centro de Atención de Telcel en Prolongación Paseo de Montejo (frente al paso deprimido). Una buena ocasión para hacer migas con los aficionados, que se animan a volver al Kukulcán si el equipo va jugando bien, como ahora.- Gaspar Silveira Malaver




Volver arriba