Recuerdo inolvidable

Óscar Rivera desea que no se olviden de él

Óscar Rivera no oculta que se va triste de los Leones, después de 13 temporadas de defender esa camisola, pero sabe que así es el béisbol.

“Lo único que me tiene tranquilo, es que todo este tiempo, siempre dí todo en el terreno de juego”, expresó .

El resentimiento hacía el equipo melenudo no existe, porque sabe que en Yucatán tiene su casa y aquí seguirá viviendo cuando regrese de la Liga Mexicana del Pacífico.

“Aquí en Mérida tengo mi casa y mis amigos, así que no cambiaré mi lugar de residencia”, comentó el abridor zurdo, quien admitió que la directiva nunca le informó de su deseo de cambiarlo, sino que se enteró de todo por las redes sociales.

“Así es esto del béisbol, a veces no lo entendemos de esa manera, porque la gente nos identifica, pero hay etapas. Lo que le diría a la afición, es que me gustaría que no me olviden, porque Óscar Rivera creció con esa bonita afición que siempre aplaudió mis triunfos, al igual que mis tropiezos. Siempre los llevaré en mi corazón”, dijo.

Decisión aceptada

Sobre la decisión de la directiva de cambiarlo, Óscar expresó que si los nuevos dueños así lo decidieron, entonces no queda más que aceptarlo y mirar al futuro, que para él son los Sultanes de Monterrey.

Sin ocultarlo, Rivera admitió que le gustaría volver a vestir la franela de los Leones cuando tome la decisión de retirarse. “En definitiva es el equipo con el que quisiera retirarme y volver a portar mi número 6″, afirmó.

“Quiero agradecerle a toda la afición sus muestras de cariño, y quizá no me extrañarán, pero quiero decirles que yo sí extrañaré Yucatán, porque a pesar de que no soy yucateco, porque no nací ahí, si lo soy por adopción”, dijo el zurdo, quien recordó el 2005 cuando lanzó el único juego perfecto en un playoff.- Hérbert Martínez F.




Volver arriba