Reacción y vibrante éxito

Los Leones se levantan y empatan la serie

A la izquierda, la felicitación a GIl Velázquez tras su jonrón. Arriba, la labor de Luis Vizcaíno, quien obtuvo su tercer salvamento de la temporada, anoche

Anoche los Leones de Yucatán mostraron dos facetas en el Parque Kukulcán: pasaron de ser un desastre a convertirse en un equipo de lucha y corazón, lo que a la postre les permitió concretar un gran regreso ante los Pericos de Puebla, 6-5, luego de ir abajo 5-1, y con ello consiguieron empatar la disputada serie.

En verdad que lo vivido anoche fue para no olvidar, porque los selváticos cometieron tres errores, sumaron cuatro carreras con apenas dos imparables y anotaron la del gane con un triple impulsor de Edson García, quien por un momento fue out, pero en la jugada se marcó un balk (engaño), lo que que lo mantuvo vivo y enseguida dio el batazo decisivo.

Por si fuera poco, la lluvia apareció en la tercera entrada baja y suspendió el partido por espacio de una hora y 17 minutos.

Luego de una terrible primera parte, en la octava se vieron muy entonados. Con el marcador 5-5 y uno fuera, Fernando Valenzuela conectó imparable y el corredor emergente Iván Aráujo llegó a la intermedia con el balk del derrotado Adolfo Delfín, y luego anotó con el triple de García para el 6-5.

Sin lugar a duda uno de los jugadores que ayudó a los melenudos a lograr el gran regreso fue el encendido Gil Velázquez, quien en la quinta conectó su primer jonrón como selvático, con uno a bordo, y concretó un racimo de tres anotaciones con las que los de casa se acercaron peligrosamente 5-4.

Y por si fuera poco, en la séptima, Velázquez, quien bateó de 3-2, dio el hit productor, con el que el corredor emergente Ramón Ramírez empató la pizarra a cinco. El ex marlín está pasando por un gran momento.

Hoy, a las 18 horas, Omar Espinoza irá por la serie para Yucatán, ante Mauricio Lara.- Herbert O. Martínez Fuente




Volver arriba