Los melenudos por fin sonríen

Espinoza y el bulpén de Yucatán se lucen en el primer triunfo de la temporada, ante Oaxaca

La celebración de los Leones luego de anotar la carrera de la quiniela, en el tercer episodio del partido de anoche en el Kukulcán, donde ganaron por primera vez en la temporada

Y llegó la primera.

Sí, los Leones de Yucatán consiguieron su primera victoria en la temporada 2014 de la Liga Mexicana de Béisbol, al vencer 2-1 a los Guerreros de Oaxaca, en un encuentro sumamente reñido que abrió la serie en el Kukulcán, ante unas dos mil personas.

Luego de que en los primeros cinco partidos no se vieron al nivel que se espera, ayer cada jugador saltó al terreno para hacer su trabajo. Los Leones tuvieron pitcheo y, al menos en una entrada, batazos oportunos, uno de ellos del debutante Gil Velázquez, quien dio confianza en las paradas cortas, y a la ofensiva disparó un hit.

Pero lo mejor de todo fue que el sinaloense Omar Espinoza, uno de los refuerzos de los que se espera mucho en la campaña, lanzó cinco entradas y dos tercios en gran forma, con sólo tres hits. Pasó algunos apuros con su control, especialmente al arranque del duelo (firmó cuatro pasaportes), pero apretó antes de irse con 89 lanzamientos (53 a la zona de straic).

El cuerpo de relevistas también respondió. Jesús Barraza hizo su trabajo, pese a que Alex González le pegó cuadrangular solitario en la séptima entrada. Luego apareció Jorge Flores para sacar un tercio, y enseguida llegaron los estelares del relevo: Ricardo Gómez, impecable en una entrada, con disparos de entre 94 y 96 millas, y Luis Vizcaíno, quien lo imitó y consiguió su primer salvamento.

En una noche que comenzó con emotivo minuto de aplausos en memoria del fallecido Javier “Escopeta” Martínez (hoy lo sepultarán), hubo poca ofensiva, ya que sólo se batearon nueve imparables entre ambos equipos, cuatro de los Guerreros. Los melenudos aprovecharon su oportunidad más clara en la tercera entrada, en la que hicieron daño.

En el ataque, Ramón Ramírez y Edson García abrieron con sencillos e Israel Núñez siguió con perfecto toque de sacrificio, dejando preparado el terreno para Francisco Lugo (fue primero en el orden al bate), quien conectó elevado de sacrificio al central.

Después llegó el primer imparable de Gil Velázquez en la Mexicana, bueno para producir la que a final de cuentas significó el triunfo melenudo.

Igual hubo buenos lances para los melenudos. Uno fue muy importante, de Edson García en la segunda entrada, ya que con un out y corredores en los extremos, se lanzó y atrapó una línea de Alex González, y de inmediato compuso la figura para poner fuera a Gerónimo Gil, quien no pudo regresar a la antesala.

Hoy, a las 20 horas, Jonathan Castellano abrirá por los Leones, ante Salvador Robles.- Hérbert Orlando. Martínez Fuente herbertmartinez




Volver arriba