Los Leones se desfondan

Los juegos de béisbol siempre son distintos. Y en un abrir y cerrar de ojos lo que parece una buena noche termina siendo una pesadilla.

Así lo vivieron anoche los Leones, que parecían entonados, haciendo las cosas correctas. De pronto, llegaron los errores, la ventaja se diluyò y lo que parecía idóneo para la segunda victoria terminó siendo la sexta derrota de la campaña, 8-2 ante los Guerreros de Oaxaca.

Dos errores abrieron paso a tres registros belicosos en la cuarta entrada, cuando Jonathan Castellanos mejor lanzaba. Adiós ventaja, adiós también a la profundidad del pitcheo, pues el abridor se hundió y los relevistas igual.

Justo antes del partido Matías Carrillo dijo que sus Leones necesitaban batear. Lo hicieron de inicio, pero luego se desplomaron.

Todo lo contrario con Oaxaca. Encabezados por el cumpleañero Oscar Robles (5-4), batearon 16 imparables. Todos los nueve del line up inicial dieron al menos un hit, en una noche de contrastes entre los abridores, pues mientras Castellanos fue cuesta abajo, Salvador Robles enderezó la ruta y caminó seis entradas en gran forma.

Luego de doblete de Edson García que produjo dos registros en la segunda entrada, Robles aceptó solo un indiscutible. Labor grande de un zurdo que se consolida como un brazo muy sólido y confiable en la pelota mexicana.

En la cuarta, una pifia de Francisco Lugo en el prado derecho permitió avanzar una base extra a un corredor y dejó hombres en las esquinas. Luego Edson García pifió en la antesala, lo que parecía una jugada de dobleplei. Entró una carrera y luego dos más.

Allí se desmoronó la ilusión, en una noche muy fría, atípica de esta época de béisbol primaveral. Y sí, igual que como dijo Matías Carrillo, “es béisbol”.

Todos esperan que el barco enderece la ruta. Hoy será otra historia, con el león Francisco Félix lanzando ante Carlos Monasterio.- Gaspar Silveira




Volver arriba