Feliz regreso de Delgadillo

Pinta de blanco a los Olmecas y Yucatán se agencia el segundo

Juan Salvador Delgadillo, en su labor de ayer con los Leones en el Kukulcán

Juan Salvador Delgadillo llegó a la cueva y de inmediato dejó ver lo que puede aportar para los Leones en una recta final de temporada que se antoja será muy complicada.

Héroe de México en la Serie del Caribe (guió a Hermosillo a la conquista del gallardete), Delgadillo trabajó los primeros cuatro actos sin hit ni carrera y terminó aislando dos incogibles en cinco rollos para ayudar a los Leones a vencer 3-0 a los Olmecas de Tabasco, en el segundo partido de la doble cartelera.

Tabasco, implacable en una etapa en la que, como Yucatán, necesita urgentemente ganar todo lo que pueda, apaleó a las fieras 10-2 en el duelo que abrió la serie, impulsado por explosiva actuación de José “Hacha” Castillo, un pelotero estelar anunciado con bombo y platillo como refuerzo de la cueva, pero que nunca se llegó a vestir de león.

Y Delgadillo salió al rescate del equipo con el que se hizo profesional para el béisbol. Una actuación sólida en todo momento. Quizá no esté en su mejor temporada, pero Juan Salvador, irónicamente nacido en la capital tabasqueña, se lució en serio en su reaparición con esta franela (estuvo aquí de 2003 a 2004).

Y los Leones, que en esta serie ante Tabasco pueden definir su futuro (siguen abajo medio juego de los Olmecas), salieron decididos a cobrar la afrenta de la derrota sufrida en el primer encuentro.

Tempranero ataque

Desde el acto inicial anotaron la carrera que hubiera bastado. Allí, Cyle Hankerd disparó sencillo que mandó a la goma a Edson García, embasado con sencillo igual. En la segunda, Carlos Mendívil abrió con doble, ancló en tercera con hit de Ricardo Serrano y timbró con biangular de Héctor Páez. Y en la tercera, Fernando Valenzuela disparó triplete con uno fuera, para timbrar más tarde impulsado por hit de Iván Araujo.

Lo demás se encargaron de hacerlo Delgadillo y los relevistas. El abridor de las fieras retiró sin apuros los primeros cuatro actos y fue en la quinta en la que le conectaron dos indiscutibles, pero salió a flote.

En total, su labor fue de cinco actos, dos hits, una base y cinco ponches. Hizo 68 pitcheos, de los cuales 39 fueron straics, una faena sólida si se toma en cuenta que llevaba más de una semana sin subir a la loma.

Will Ledezma despachó la sexta con dos chocolates y la séptima fue para Leo Rosales, quien la sacó en cuatro bateadores para anotarse su salvamento once de la temporada.

Así, los Leones cerraron la jornada con marca de 34-46, contra el 35-46 de los Olmecas. Una dura pelea en lo que viene siendo el arranque de la recta final para ambos, y en la que Delgadillo puede ser fundamental en las aspiraciones de la novena melenuda.

La serie se define hoy. A las 20 horas. Probablemente Jesús Aurelio Rodríguez suba a la loma por los melenudos, que, ahora sí, tienen, en casa, la gran oportunidad de salir del sótano de la Zona Sur. No hacerlo puede complicarles la vida.- Gaspar Silveira



Volver arriba