Desplome melenudo en la 10a.

Puebla ataca con 3 carreras y gana el primero: 6-5

El perico César Tapia aterriza en la antesala, donde lo esperaba el melenudo Edson García para ponerlo fuera, en el encuentro de anoche en el Parque Kukulcán, primero de la serie

Intentaron un regreso de esos que quedan grabados en la memoria, pero al final los Leones se quedaron cortos ante los Pericos de Puebla, que ganaron 6-5 una batalla de 10 actos que abrió la serie en el Parque Kukulcán, donde sobresalió Sandy Madera, un viejo conocido de la afición yucateca.

Madera, quien encabezó a un grupo de siete ex leones que forman parte de la escuadra poblana, incluido el yucateco Julio Pérez, recordó los buenos momentos que vivió en tierras yucatecas, ya que bateó de 5-3, con dos jonrones, un doble y cuatro carreras producidas.

En esa décima entrada se vivieron grandes emociones, pues Leones y Pericos llegaron empatados a tres, aunque con los melenudos en desventaja porque utilizaron a sus estelares del relevo: Ricardo Gómez, octava, y Luis Vizcaíno, novena, y eso marcó la diferencia, porque el derrotado Jesús Barraza aceptó tres anotaciones y borró la gran labor que realizó Javier Martínez durante siete episodios en su segunda apertura de la temporada.

Barraza se metió en problemas solo porque le regaló pasaporte a Valentín Gámez. Con dos fuera, el corredor emergente Jonathan del Campo, otro ex león, anotó el 4-3 por un error del antesalista Edson García, tras rola dura de Ángel Berroa, otro ex melenudo, y luego permitió el segundo jonrón de Madera, un tremendo estacazo por el jardín izquierdo, que puso las cosas 6-3.

Parecía que los melenudos ya no tendrían la oportunidad de luchar en el cierre de la décima, pero Carlos Mendívil y el emergente Héctor Páez ligaron sencillos, y aunque Gil Velázquez elevó al central, la osadía del joven receptor selvático de irse a la antesala dio resultados en una jugada de doble robo.

René Reyes siguió con un triple que acercó a los Leones, 5-6, y cuando parecía que llegaría, al menos el empate, Roberto Saucedo, quien ya tenía un jonrón, elevó a las paradas cortas y Carlos Valencia al derecho, para acabar con la ilusión de los casi cinco mil asistentes, que aprovecharon las promociones para ir al Kukulcán.- Hérbert O. Martínez Fuente




Volver arriba