¡Despierta el “Chapis”!

Bambinazo de Valencia en la 9a. da dramático triunfo a los Leones

1 / 2


Arriba, Javier Martínez, quien lanzó bien, pero sigue sin ganar esta temporada. A la izquierda, Carlos Valencia, feliz, al llegar a la goma tras su decisivo bambinazo, anoche ante los Diablos


 

arlos Valencia ya había escuchado silbidos a los largo del partido, pero en la novena entrada se quitó toda la presión que llevaba encima.

El “Chapis” respondió con jonrón de tres carreras en el momento clave de la novena entrada para dejar tendido en a su ex equipo, los Diablos Rojos, 6-3, en un partido más que emocionante, de pocos, pero descomunales batazos.

Valencia y el cubano Luis Fonseca fueron muy presionados por los aficionados por su mal paso ofensivo, y al final destacaron.

En la novena, con el 3-3 en la pizarra, Fonseca bateó doble al derecho, con un out, y se lesionó al pisar mal la segunda colchoneta. En su corrió Francisco Lugo.

El alto mando escarlata no quiso arriesgarse con Fernando Valenzuela, quien ya la había sacado del parque, y le dieron pasaporte intencional para tratar de buscar el doblepléi salvador o al menos dominar a Valencia, pero el “Chapis” conectó jonrón que dejó tendido a su ex equipo.

La afición saltó de gusto con la novena victoria de la campaña, más que fue ante los luciferes. La victoria palió un poco el amargo momento que se vive en la cueva, especialmente porque se dice que se avecinan cambios con la posible llegada de los estadounidenses Mike “El Pizero” Bianucci y Russell Bryan, un ex de Grandes Ligas, quienes se rumora que entrarían por René Reyes, quien inició en la banca, y Luis Fonseca.

El de anoche fue uno de esos partidos que se podían definir para cualquiera lado. El pitcheo abridor lució con Javier “Escopetita” Martínez y Marco Quevedo y ambos se fueron sin decisión en una jornada de grandes batazos. Yucatán se adelantó en la primera entrada cuando, con dos fuera, Roberto Saucedo la mandó a las gradas del izquierdo, ya con dos fuera y uno en base.

Fue el séptimo cuadrangular de Saucedo en el año y el 315 de su carrera, a dos del siguiente peldaño en la lista histórica.

En la segunda, Japhet Amador conectó su cuarto jonrón del año para acercar a los infernales. Y entonces el duelo entre Martínez y Quevedo continuó hasta que en la sexta, cuando los infernales le dieron la vuelta 3-2, con batazos productores de Luis Terrero y Amador.

Los aficionados no daban crédito a lo que le sucedía de nuevo a su equipo, y para alegría de ellos vino otro batazo clave, jonrón del “Torito” que emparejó el duelo 3-3. Parecía otro partido de entradas extra, pero todo se acabó con el obús de Valencia, quien sonrió al llegar al plato, donde le esperaban sus compañeros celebrando un triunfo de oro.- Hérbert O. Martínez Fuente




Volver arriba