Barridos y desangelados

Saltillo se aprovecha de los Leones y saca la escoba en el Kukulcán

Héctor Páez pone fuera en el plato al sarapero Javier Ferreiro, ayer en el Kukulcán

Por momentos los Leones dieron pelea y emocionaron al público, pero la inconsistencia sigue siendo su talón de Aquiles, lo que a la postre los llevó a una dolorosa y humillante barrida en el Parque Kukulcán, donde los vencieron los Saraperos de Saltillo, 8-7.

Parece disco rayado, pero el gran problema de los melenudos sigue siendo la falta de bateo oportuno: ayer dejaron a ocho en base y una estadística alarmante fue que “batearon” de 19-4 con hombres en posición de anotar. Al final, se dio la derrota 15 del año, quinta al hilo, y una reunión del alto mando apenas cayó el aut 27.

El pitcheo del abridor Jesús Aurelio Rodríguez (0-1) no fue el mejor, ya que salió tras tres episodios y dos tercios. Al final el relevo de Heriberto Rodríguez los mantuvo en la pelea. Hubo el debut de Matías Carrillo hijo.

Ayer perdían 5-0 luego de cinco entradas. Hasta ese momento, el equipo selvático estaba sumido en un “bache”, con un desgano que se había reflejado en dos jugadas en los jardines, que a la postre costaron carrera. En la tercera, el cubano Luis Fonseca consistió de más un batazo que picó de hit y Christian Zazueta, quien andaba en primera, lo aprovechó para irse a la tercera y después anotar. En la cuarta, el venezolano René Reyes se mostró displicente a la hora de fildear en el central y eso dio oportunidad, cuando menos, de que se anoten dos de las tres carreras en el acto.

Sin embargo, en el cierre del quinto episodio, los melenudos despertaron con cuarto carreras, gracias a jonrón solitario de Carlos Valencia, doble productor de un registro de Edson García y otro tubey de dos anotaciones de Roberto Saucedo, quien estuvo muy cerca del jonrón, pero la pelota se estrelló en la barda. No empatar les resultó muy caro…

La afición, que había chiflado a sus jugadores melenudos en anteriores episodios, de inmediato se emocionó con el 5-4, pero en la séptima los saltillenses hicieron una más con el quinto jonrón del año de John Whitesell, y luego en la octava fabricaron una más, impulsada con sencillo de Henry Mateo, lo que puso las cosas 7-4.

En la octava los selváticos volvieron a dar muestra de querer reaccionar, al ponerse 7-6, con par de carreras, una impulsada por “Chapis” Valencia, a quien le quitó un hit el segunda base Manny Rodríguez, y la otra de Héctor Páez, con sencillo.

Lamentablemente el pitcheo de Esteban Hernández no fue el óptimo en la novena y Saltillo hizo una más. Todavía los melenudos se acercaron peligrosamente, con doble impulsor de Fonseca, pero el ataque no dio para empatar.

Hoy, los melenudos recibirán a los Rieleros de Aguascalientes, con Omar Espinoza en la loma.- Hérbert O. Martínez Fuente




Volver arriba