AL BATE

Por: Gaspar Silveira

EN TURNO

A veces da la impresión de que tendremos el repunte esperado de los Leones, aunque sea demasiado tarde.

Cumplidas tres semanas de la segunda vuelta, los Leones siguen jugando con números positivos, muy buenos para ser precisos, y más si la mayoría de sus 11 victorias las han logrado en gira.

Pero hay cosas que siguen sin cuadrar, en momentos en que el pitcheo está tomando su nivel y hay jóvenes y otros que muestran consistencia. René Reyes, por ejemplo, está pasando por un gran momento con el fusil. Lejos quedó aquel pelotero que era silbado y abucheado.

Me sorprenden con agrado Edson García, en pleno crecimiento. Sin proponérselo tal vez, pues estaba para ser suplente utility, Edson ha sido clave en toda la temporada. Batea y fildea donde el mánager Orlando Sánchez lo necesite. No hace ruido, como debe de ser. Así son los peloteros de real valía.

Pero hay casos que siguen sin cuadrar. El más notorio es Carlos Valencia, quien nada más no logra nada para ayudar a los Leones. No sé si es conformismo, o esta en esta plaza con desagrado. Algo debe ocurrir en el “Chapis” que no termina de ser el refuerzo que se esperaba ayude mucho a los melenudos. Un dato, varios tal vez, pero más uno, me asustan: increíble que lleve diez partidos sin producir una sola carrera, ni jonrón. Apenas siete hits en 35 turnos, con un doble, cuatro bases y siete ponches. Muchos peloteros que dejan de jugar en la bondadosa altura del centro del país han cavado su tumba en parques del Sureste y tal vez Valencia sea uno de ellos. Me pregunto: ¿valdrá la pena mantenerlo en la cueva o es el momento ideal para usarlo en algún cambio?

Hay mucho para ver con los Leones, no me queda duda. Viene Laguna y luego Monclova. El equipo va bien en la segunda mitad y esperamos que siga así. Del 15-34 de la primera mitad al 26-40 de la segunda, ya es ganancia.




Volver arriba