Volcadas de primera

John Wall fue el mejor en el concurso de "clavadas" previo al Juego de Estrellas

NUEVA ORLEANS (AP).- El novato John Wall voló por encima de la mascota de su equipo y con esto la Conferencia Este se impuso al Oeste en la competición de “clavadas” de la NBA.

Con esta sensacional canasta a dos manos, el astro de los Hechiceros de Washington y sus compañeros Paul George y Terrence Ross, fueron los vencedores indiscutibles del concurso de retacadas en su nuevo formato. Eso le permitió al Este romper el empate 2-2 con las estrellas de la Conferencia del Oeste.

Poco antes del vuelo de Wall, el también novato de los Reyes de Sacramento, Ben Mclemore, había saltado sobre el ex astro de las duelas Shaquille O’Neal, quien se encontraba sentado en un trono real. Pero Wall respondió con una mejor volcada.

La mascota de los Hechiceros, “G-Man”, sostuvo la pelota arriba de su cabeza, Wall la tomó, la pasó entre sus piernas y la clavó de espaldas a la canasta.

“Fue apenas la segunda vez que lo hacía. La primera fue el jueves. Así me sentí suelto y sabía que era una clavada que no se había intentado antes”, apuntó.

Los Jueces del evento, Dominique Wilkins, Magic Johnson y Julius Erving no dudaron ni un segundo en darle el triunfo a Wall sobre McLemore, quien tuvo que repetir su volcada, pues en el primer intento pasó sobre el “Shaq”, pero no alcanzó a clavar la bola.

Estas mismas estrellas en el retiro, antes habían dado la victoria a Paul George sobre Harrison Barnes, y al actual monarca Demian Lillard en la competencia de “clavadas”. Este evento no se disputaba en equipos de hasta tres basquetbolistas desde 1988.

Habilidad en la duela

Marco Belinelli, de los Spurs de San Antonio, terminó como el ganador de la competencia de triples, en tanto que Lillard y el novato del Jazz de Utah, Trey Burke, ganaron la prueba de habilidades en lo que fueron dos victorias seguidas para la Conferencia Oeste.

Chris Bosh, de los actuales campeones Heat de Miami, Dominique Wilkins y la estrella Swin Cash de la NBA de Mujeres ganaron la primera competición para el Este: el de estrellas de tiros de campo.

La liga intentó animar el día previo al juego de estrellas en su regreso a Nueva Orleans, con bastantes cambios al formato, aunque no todos tuvieron una reacción positiva de parte de la afición.

Los jugadores recibieron sus hileras de balones con valor de dos puntos en la competición de triples, que podían colocar en cualquiera de los cinco lugares en la cancha. La competición de habilidades se convirtió en un formato de relevos por equipos, pero el desafío mayor fue la de volcadas, que se dividió en dos segmentos.

El primero fue de estilo libre, en el que los equipos tenían 90 segundos para ejecutar tantas “clavadas” como les fuera posible y que antecedió al duelo 1-1 en el formato de tres jugadores.

El Este había ganado esta parte al llevarse los primeros dos y Wall rompió el empate.

McLemore salió con una túnica de rey seguido de O’Neal, que develó un jersey que decía “Shaq-Lemore”. En su segundo intento, McLemore consiguió la volcada sobre el trono en el que estaba sentado O’Neal, quien le entregó una corona. Sin embargo, momentos después, Wall se convirtió en el verdadero rey para los jueces del evento con su volcada ganadora.




Volver arriba