Un paseo triunfal

La afición pide a Tim Duncan no retirarse todavía

Tony Parker, Tim Duncan, Marco Belinelli y Tiago Splitter, durante la celebración del quinto título de la NBA del equipo, en el Alomodome

La culminación de la celebración del título de nuevos campeones de la NBA tuvo de protagonistas a miles de seguidores que a través del río y de las calles de la ciudad mostraron su agradecimiento y apoyo a los jugadores, entrenadores y directivos de los Spurs de San Antonio.

La jornada no pudo ser más emotiva y a la vez festiva, en la que los seguidores de los Spurs vitorearon de manera especial a los nuevos campeones de liga, que el pasado domingo consiguieron el quinto título tras vencer por 4-1 al Heat de Miami. La comitiva de los Spurs desfiló en barco por la principal área turística de la ciudad, el paseo acuático del Riverwalk, frente a cientos de miles de aficionados que los vitorearon en todo momento.

Uno a uno, a partir de la primera embarcación capitaneada por el base francés Tony Parker zarparon en el área de La Villita para realizar un recorrido de casi dos horas.

Tras Parker, la comitiva colocó en la segunda embarcación al veterano escolta argentino Manu Ginóbili, que una vez más demostró su clase y entrega a los aficionados al agradecerles, en inglés y en español, todo el apoyo que les habían dado durante la temporada. “Gracias por estar con nosotros siempre”, dijo Ginóbili al público.

“Siempre han estado aquí en los momentos buenos, pero también en los malos. Y eso se valora mucho y es lo que más ayuda y te da fuerzas para seguir luchando”.

Los aficionados le respondieron con gritos de apoyo mientras cantaban y coreaban el nombre de Ginóbili, que desde que llegó hace 12 temporadas a San Antonio ha sido siempre uno de los ídolos de los Spurs.”El año pasado fue muy difícil cuando nos quedamos a unos segundos, a un partido de conseguir el campeonato”, recordó Ginóbili. “Ya habíamos pasado por eso durante varios años y era difícil, pero esta vez completamos el trabajo, pudimos conseguir el quinto campeonato para esta ciudad”.

“Un año más”…

La última embarcación con jugadores fue la del legendario ala-pívot Tim Duncan, el tercero del “Big Three”, a quien la gente pidió que permanezca en el equipo, con el que tiene hasta el 24 de junio para decidir si ejerce su última opción contractual por 10.5 millones de dólares o se retira.”¡Uno más, uno más!”, coreaba la gente al principio y al final terminaron gritaron “¡Dos, tres, cinco, más, los que quieras, este equipo, esta ciudad es tuya!”.

La celebración alcanzó su éxtasis en el Alamodome, donde se congregaron más de 65 mil aficionados.- EFE



Volver arriba