Sorpresas en la duela

Indiana jugaría con George; el Heat con Oden

Paul George, jugador de los Pacers, abajo, y  Dwyane Wade,  del Heat,  luego del choque entre ambos. El alero de Indiana regresaría hoy a la duela, tras reponerse  de una  conmoción cerebral

No es de sorprender que el Heat de Miami espere ver a Paul George jugar hoy para Indiana. La sorpresa, sin embargo, es que Greg Oden también podría volver.

Que a George se le permita reincorporarse a la serie después de sufrir una conmoción cerebral ya no es la única duda de alineación que les espera a los Pacers y el Heat para cuando la disputada serie de final de la Conferencia del Este sea reanudada en Miami.

Oden es considerado para jugar por algunos minutos después de mostrar a los entrenadores del Heat esta semana que los problemas de espalda que por semanas lo han aquejado podrían haber llegado a su fin.

“Han sido dos días difíciles”, dijo George, que sufrió la conmoción en el segundo partido de la serie el martes.

Para Oden, han sido cinco años complicados. Su última participación en playoffs fue el 30 de abril de 2009, pero su trabajo en días recientes aparentemente ha hecho que el entrenador del Heat, Erik Spoelstra, se pregunte si es el momento adecuado para reintegrar a Oden -cuya carrera se ha visto afectada por lesiones de rodilla- en la rotación de defensores acusados de hacer la vida miserable para el pivote de Indiana Roy Hibbert.

“Si el entrenador me necesita, estoy listo para jugar”, sostuvo Oden.

“Definitivamente estoy listo para cuando me necesite”.

La serie está empatada a un triunfo por equipo, después de que Miami eliminó la ventaja de un juego más en casa de los Pacers al remontar para ganar 87-83 en Indianápolis en el segundo partido.

Entrega a los Clippers

Donald Sterling -separado de la NBA por un escándalo de racismo- aceptó ceder el control de los Clippers de Los Ángeles a su esposa, y ella venderá al equipo de la NBA, trascendió ayer.La pareja llegó a un acuerdo después de varias semanas de discusiones.

Shelly Sterling intenta resolver la situación de forma cordial y ha tenido conservaciones con la NBA desde hace dos semanas. Una fuente dijo que Shelly quiere tener control sobre la transacción, y no tiene planes de demandar a la liga.- AP




Volver arriba