Rodman, más polémico

Todo listo para el juego amistoso en honor de Kim

2_070114_denisphoto01

PYONGYANG, Corea del Norte (AP).- Dennis Rodman dijo ayer que el partido de exhibición que tendrán él y otras antiguas estrellas de la NBA en Corea del Norte será un “regalo de cumpleaños” para un aficionado inesperado, el dirigente de esa nación Kim Jong Un.

El equipo de Rodman incluye a Kenny Anderson, Cliff Robinson y Vin Baker, todos ex estelares jugadores de la NBA, y jugará mañana contra un equipo de Corea del Norte, que se cree es el cumpleaños de Kim.

Entre otros ex jugadores de la NBA que llegaron ayer a Pyongyang también están Eric “Sleepy” Floyd, Doug Christie y Charles D. Smith.

Rodman dijo que está contento de llegar a Corea del Norte, aunque afirmó que ha recibido amenazas de muerte por sus continuas visitas. Aseguró que la recaudación del encuentro será donado para asistir a sordos en ese país. “El mariscal está tratando de cambiar a este país de gran forma”, dijo Rodman en referencia a Kim, usando en título oficial del gobernante. “Creo que la gente pensó que esto era una broma y que Dennis Rodman sólo estaba haciendo esto por fama y fortuna”.

Por el contrario, el ex jugador ve el juego como “un regalo de cumpleaños” para Kim y el país. “Simplemente estar aquí es un sentimiento asombroso. Quiero que estos hombres que están aquí le muestren al mundo y hablen de Corea del Norte en forma positiva”, dijo. “Espero que la gente tenga otra perspectiva de Corea del Norte”.

Eslabón

El encuentro será otro episodio en la sorprendente relación entre Rodman y Kim, quien rara vez se reúne con extranjeros y de quien se conoce muy poco fuera de su país. Rodman es el estadounidense más conocido que se reúne con él desde que heredó el poder de su padre, Kim Jong Il, quien murió a fines de 2011.”Esto se trata de acercar a dos países, de que la gente sepa que no todos los países del mundo son tan malos, especialmente Corea del Norte”, dijo Rodman en una entrevista en Pekín antes de tomar el avión con destino a Pyongyang.

Rodman viajó a Corea del Norte por primera vez en febrero pasado para filmar un documental para la cadena HBO. Después de reunirse con Kim, Rodman lo llamó “amigo de toda la vida” y regresó poco antes de Navidad para preparar a un equipo de básquetbol local, aunque no se reunió con el dirigente.

La ex astro de la NBA ha recibido excelente tratamiento en cada una de sus visitas pero la visita de un estadounidense de alto perfil es un asunto delicado en términos políticos.

Para que el juego se considere amistoso, los dos bandos jugarán uno contra otro en la primera parte y luego se mezclarán.Estados Unidos mantiene un diferendo con Corea del Norte sobre su programa de armas nucleares y a Rodman lo han criticado por no hablar del historial de derechos humanos del país, considerado como uno de los peores por los activistas, el Departamento de Estado y desertores norcoreanos.Los desertores han testificado repetidas veces sobre los supuestos asesinatos, violaciones, golpizas y penas de prisión a 120,000 personas consideradas opositores del autoritario líder Kim Jong Un, el tercero de su familia que gobierna el país.”De alguna manera nos estamos llevando bien, sin importar los desacuerdos que tengamos en la vida”, dijo Rodman. “Es como decir: ¿Por qué tenemos los Juegos Olímpicos? Cuando todos se reúnen en los Juegos Olímpicos no hay problema. Eso es lo que estoy haciendo. Eso es todo lo que estoy haciendo”.

“Esto se trata de acercar a dos países. (…) No todos los países son tan malos”

Dennis Rodman



Volver arriba