Paridad entre el Trueno y los Spurs en final del Oeste

Oklahoma busca ponerse a nada de la final de la NBA

Russell Westbrook (centro) lucha por el balón con Tim Duncan,  de los Spurs, durante el cuarto duelo, que el Trueno se adjudicó  105 a 92

OKLAHOMA CITY, Oklahoma (AP).- Los Spurs de San Antonio han tenido esta pesadilla antes.

En 2012, ganaron los primeros dos duelos de la serie final de la Conferencia del Oeste ante el Trueno. Luego sufrieron cuatro derrotas consecutivas y fueron eliminados de los playoffs.

Esta temporada, San Antonio ganó con facilidad los primeros dos enfrentamientos de la final del Oeste antes de que el genio defensivo de Oklahoma, Serge Ibaka, regresara inesperadamente de una lesión de la pantorrilla izquierda. Con la confianza y energía renovadas, los jóvenes del Trueno superaron a sus veteranos rivales en el tercer partido, y los amargos recuerdos empezaron a llegar. Anteayer, Oklahoma dominó el cuarto partido para empatar la serie, y ahora los Spurs enfrentan de nuevo la situación más incómoda.

Juegan en casa el quinto duelo, hoy, con el riesgo de caer a 3-2 en la serie. De perder, viajarían a Oklahoma City el sábado, al borde de la eliminación. Tal como les ocurrió en 2012.

“El recordar a la gente lo que sucedió antes ayuda de cierta forma, pero tenemos que salir y ejecutar y hacer las cosas”, dijo Tim Duncan. El Trueno también ha tratado de olvidar su inusual remontada de 2012, si bien asegura que le sirvió para mantener las esperanzas vivas cuanto iban 0-2 debajo.

“No podemos pensar en el pasado”, subrayó Kevin Durant. “Tenemos que enfocarnos en el ahora. San Antonio está muy bien entrenado y cuenta con un grandioso grupo de jugadores. Ellos lo dificultarán. Tenemos que preocuparnos sobre mejorar y poner nuestra atención y energía en cada jugada”.

Tim Duncan, el argentino Manu Ginóbili, el francés Tony Parker y el resto de los Spurs deben igualar la intensidad de sus jóvenes rivales. Russell Westbrook, con apenas 25 años, estuvo en todas partes en su actuación de 40 puntos, 10 asistencias y cinco robos del cuarto encuentro, anteanoche.

“No importa lo que hagamos tácticamente si no intensificamos esa determinación, esa actitud, esa actitud persistente, agresiva, amenazante e inflexible, que creo que fue encarnada de su parte por Russell Westbrook”, subrayó el entrenador de San Antonio, Gregg Popovich. “Jugó como si fuera su último partido, y así es la manera en que esto va a ser”.

Oklahoma luce como un equipo totalmente nuevo. El Trueno perdió los primeros dos encuentros de la serie de este año por un total de 52 puntos, y una derrota de 112-77 en el segundo encuentro los puso en vergüenza. Ahora parecen haber resuelto el problema usando un estilo defensivo más físico en los últimos dos partidos y recurrieron a su alcance y habilidad atlética para alterar la ofensiva regularmente precisa de los Spurs.

“No creo que haya manera de que podamos igualar su capacidad atlética, por lo que tenemos que jugar con inteligencia y aprovechar algunas situaciones, porque esa parte atlética no va a ser igualada”, reconoció Popovich.

Russell Westbrook totalizó 40 puntos y 10 asistencias, para que el Trueno de Oklahoma City venciera anteayer 105-92 a los Spurs de San Antonio e igualara a 2-2 la final de la Conferencia del Oeste.Westbrook igualó su segundo mayor aporte de puntos en los playoffs, sólo por debajo de los 43 que encestó en la final de la NBA en 2012.

Sumó también cinco rebotes y el mismo número de robos.Kevin Durant añadió 31 puntos, fruto de 11 encestes en 22 disparos. Fue su mejor cifra en la serie, luego de verse limitado a un promedio de 22.7 unidades en los primeros tres partidos.Serge Ibaka anotó nueve puntos y capturó ocho rebotes, también por el Trueno. Por los Spurs, el francés Boris Diaw acumuló 14 puntos y 10 rebotes, en tanto que su compatriota Tony Parker sumó 14 tantos.El argentino Manu Ginóbili registró cinco puntos y tres faltas en 11 minutos, y el brasileño Tiago Splitter sumó tres unidades y un balón atrapado ante los tableros, en 19 minutos.

DONALD STERLING y la NBA se encaminan a una audiencia en la que se decidirá si sigue siendo propietario de los Clippers de Los Ángeles. A menos que antes de eso Shelly Sterling encuentre un comprador para el equipo. El matrimonio Sterling fue por igual combativo y comprensivo anteayer, con Donald Sterling luchando para conservar su equipo mientras su esposa sostenía que él la había autorizado para que buscara comprador.

Él pareció no estar dispuesto a renunciar al club -al menos, son sin pelear- en su apasionada respuesta al intento de la liga para echarlo de ésta.

“No creemos que un tribunal en Estados Unidos respaldará las draconianas sanciones impuestas al señor Sterling en estas circunstancias y, de hecho, creemos que la preservación de los derechos constitucionales del señor Sterling obliga a que estos procedimientos espurios culminen en favor del señor Sterling”, señala su respuesta.

La respuesta de Sterling a la acusación de la NBA en el sentido de que dañó a la liga y sus asociados con sus comentarios racistas fue presentada anteayer antes del límite. Sostuvo que no hay motivos para despojarlo de su equipo porque sus afirmaciones fueron grabadas ilegalmente “durante un arduo enfrentamiento entre amantes en el que él estaba evidentemente perturbado”.




Volver arriba