Narrador mexicano demanda a Lakers alegando discriminación

LOS ÁNGELES, Estados Unidos (AP).- Un mexicano que se dedicaba a narrar en español los partidos de los Lakers de Los Ángeles ha demandado al equipo de la NBA por discriminación, acoso, represalia y otros cinco cargos.      

El mexicano Fernando González sostiene que  el equipo lo discriminó en el 2000 al pedirle que pagara 3.000 dólares por el anillo conmemorativo que otros empleados recibieron como regalo. González y su colega Pepe Mantilla pagaron por los anillos que conmemoraba la coronación de los Lakers en la final de la NBA. El equipo luego les devolvió el dinero pero sólo después de que legendario narrador de los Lakers Chick Hearn intercedió por ellos, de acuerdo con la demanda.      

Contrario al resto del personal, agrega González, los Lakers tampoco le permitieron que su familia usara el “salón familiar” ni le dieron pases de temporada. Y en 17 de los 18 años que lleva con los Lakers, el equipo no le ha permitido entrevistar uno a uno al astro de equipo Kobe Bryant, agrega el demandante.      

La querella, presentada el martes en una corte del condado de Los Ángeles, también acusa a otro empleador de González, la empresa televisiva Time Warner Cable. Ejecutivos y administradores del equipo y la televisora también son nombrados en la demanda de 43 páginas.      

Las empresas tienen un acuerdo multimillonario de 20 años. Después de llegar a este acuerdo hace un par de años, Time Warner Cable lanzó dos nuevas cadenas regionales deportivas.      

González, nacido en México y quien tiene ya la ciudadanía estadounidense, afirma que, para las nuevas cadenas, fueron contratados otros cronistas, carentes de experiencia, en una supuesta represalia.      

El portavoz de los Lakers, John Black, dijo a través de un comunicado que los alegatos no tienen fundamento y desestimó acusaciones de discriminación racial, al señalar que “la mayoría de nuestros narradores son gente de color”.  “Los Lakers de Los Ángeles apreciamos y respetamos la diversidad de nuestra fuerza laboral y estamos comprometidos a ofrecer un ambiente libre de acoso y discriminación, de acuerdo con la ley”, dijo Black. “Debido a que esto es un asunto legal pendiente, no podemos seguir comentando sobre este caso”.      

Time Warner Cable también le restó mérito la querella.  “Esta demanda no tiene base e intentamos defendernos vigorosamente”, dijo la televisora a través de su portavoz Andrew Fegyveresi.      

González, representado por la abogada Lisa Maki, está pidiendo una compensación de un millón de dólares. Maki no contestó inmediatamente un mensaje que le envió la AP. 




Volver arriba