“Disculpa” resulta en más leña

El dueño de los Clippers ataca a Magic Johnson

NUEVA YORK (AP).- En una entrevista en la que supuestamente buscaría mitigar el escándalo mediático que lo rodea a raíz de sus declaraciones racistas, el dueño de los Clippers de Los Ángeles más bien se metió en un nuevo problema, tras sus críticas a Magic Johnson.

El astro aludido de la NBA aparecía ayer en el mismo programa de la CNN donde el dueño de los Clippers, Donald Sterling, arremetió en su contra. Sterling cuestionó a Johnson por su condición de seropositivo, que atribuyó a una promiscuidad que sería mal ejemplo para la niñez.En un fragmento de la entrevista a Johnson, difundido en forma anticipada mediante la página de internet de la CNN, el ex astro de los Lakers dijo que Sterling está “desvariando”. “Trata de encontrar algo de lo que pueda asirse para ayudarse a salvar su equipo”, dijo Johnson.”Y eso no va a ocurrir… Soy un hombre temeroso de Dios, oraré por él y espero que su situación mejore”.

Los nuevos comentarios de Sterling generaron una condena casi inmediata por parte de la NBA, que ya se había propuesto obligar a que el empresario venda su equipo.

El comisionado Adam Silver, quien impuso a Sterling una suspensión vitalicia y una multa de 2.5 millones de dólares por sus declaraciones racistas, emitió un comunicado en el que ofreció disculpas a Johnson, quien “sigue siendo arrastrado a esta situación”.

“La Junta de Gobierno de la NBA sigue con su proceso para expulsar a Sterling lo más pronto posible”, advirtió el comisionado.

De hecho, los dueños de los equipos de la liga se reunieron ayer para abordar la entrevista de Sterling.Silver o un propietario tiene que acusar a Sterling, formalmente y por escrito, de violar el artículo 13 de los reglamentos de la NBA, referente a la conducta de los dueños.La esposa de Sterling, Shelley, dijo que miró la entrevista a su marido, de quien se encuentra separada. En declaraciones a la cadena NBC, Shelley especuló que Sterling está perdiendo sus facultades mentales.”No es el hombre que conozco o que conocí”, dijo la mujer. “Algo anda mal. Creo, en lo personal pero verdaderamente, que él sufre demencia”.



Volver arriba