Airada respuesta de Magic y LeBron

Gran indignación y exigencias tras el escándalo racista

SAN FRANCISCO (AP).- Enojo, frustración y exigencias para que se tomen medidas estremecieron a la NBA el sábado, luego de que surgió una grabación de audio en la que un hombre, que se supone que es el dueño de los Clippers, Donald Sterling, dice a su novia que no lleve a personas negras a los partidos del equipo.Todos, con excepción del polémico protagonista de la historia, que tiene un largo historial de discriminación y comportamiento ofensivo, parecen tener una opinión sobre el tema.El vocero de la NBA, Mike Bass, dijo el sábado en un comunicado que la liga intenta corroborar la autenticidad de la grabación, publicada en el portal de internet TMZ. Bass catalogó los comentarios que se escuchan como “perturbadores y ofensivos”, y señaló que la liga no emitirá más declaraciones al respecto.Durante su gira por Malasia, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que los comentarios difundidos son “expresiones racistas increíblemente ofensivas”. “No creo que tenga que interpretar esas declaraciones para ustedes, hablan por sí mismas”, dijo Obama.”Cuando personas ignorantes quieren dejar de manifiesto su ignorancia no necesitas hacer nada más. Sólo déjalos hablar y eso es lo que pasó en esta ocasión”.En la grabación publicada por TMZ, el hombre cuestiona a su novia por juntarse con minorías. TMZ reportó que la mujer, identificada como V. Stiviano y quien es de ascendencia negra y mexicana, publicó en su cuenta de Instagram una foto suya con la leyenda de los Lakers, Magic Johnson. La foto ya fue eliminada de la cuenta. El hombre pide a Stiviano que no publique su asociación con negros ni los lleve a los partidos.El hombre menciona específicamente a Johnson en la grabación, y advierte “no lo traigas a mis partidos, ¿OK?”.

“Jamás volveré a un partido de los Clippers mientras Donald Sterling sea el dueño”, respondió Magic Johnson en su cuenta de twitter. También indicó que los comentarios son “una vergüenza para la NBA”, y dijo que se siente mal por amigos como el entrenador de los Clippers, Doc Rivers, y el base Chris Paul que tienen que trabajar para Sterling.Baron Davis, ex base de los Clippers, escribió en Twitter que el racismo de Sterling “ocurre desde hace mucho tiempo”.

El astro del Heat de Miami, LeBron James también emitió su opinión al respecto, solicitándole al nuevo comisionado de la NBA, Adam Silver que tome medidas agresivas, y señalando “no hay lugar para Donald Sterling en nuestra liga”. “Obviamente, si los reportes son ciertos, esto es inaceptable para nuestra liga”, señaló James previo al duelo entre el Heat y los Linces de Charlotte. “Se debe ser agresivo al respecto. No sé qué se hará, pero no podemos tener algo así en nuestra liga”.




Volver arriba