Ali: 50 años de una leyenda

Ali: 50 años de una leyenda

Batir a Liston le hizo entrar en la historia del boxeo

1 / 3


Cassius Clay (izquierda), quien después sería conocido como Muhammad Ali, en la memorable pelea contra Sonny Liston, el 25 de febrero de 1964Arriba, Ali carga a Ringo Starr durante la visita de The Beatles al peleador en Miami Beach. A la izquierda, durante una conferencia de prensa antes del combate ante Liston


Muhammad Ali tuvo muchas peleas que son parte de la memoria colectiva de Estados Unidos -y por extensión de los fanáticos del boxeo-, pero ninguna tuvo tanta resonancia como aquella en que conquistó hace 50 años su primera corona pesada ante Sonny Liston.

El 25 de febrero de 1964, en Miami Beach, el entonces Cassius Clay proclamó que flotaría como una mariposa y picaría como una avispa para dar el paso inicial de una leyenda.

Para honrar esa fecha, el Museo de Historia de Miami preparó una muestra que incluye 50 fotografías inéditas y varios de los objetos que se utilizaron en ese combate que aún es visto como un hecho inolvidable. Según información de El Nuevo Herald, el plato fuerte de la celebración será hoy cuando en la instalación se produzca un panel con la presencia de familiares de Ali y su entrenador Angelo Dundee, historiadores, periodistas y el doctor Ferdie Pacheco, médico personal del campeón.

“No se puede escribir la historia de esta ciudad sin hablar del momento en que se produjo aquel choque de trenes”, afirmó Ramiro Ortiz, presidente del museo. “El combate impactó al Miami de esos tiempos de una manera perdurable y fue un punto de viraje en la vida misma del boxeador, que llegó llamándose Cassius Clay y se fue convencido de ser Muhammad Ali”.El propio Ortiz era apenas un chico cuando tuvo lugar el acontecimiento y como un cubano refugiado recién llegado recuerda que tuvo que limpiar zapatos para poder reunir el dinero para asistir y permitirse el lujo -modesto- de apostar cinco pesos.

Por aquellos días, Clay era visto como un joven bocón e insolente, que se llenaba la boca para tildar de oso feo y sucio a Liston, un verdadero hombre de piedra, con un pasado criminal y vínculos reconocidos con la mafia.

La prensa y los expertos no se preguntaban quién sería el ganador, si no en qué asalto Liston iba a demoler al retador, pues venía de tres triunfos consecutivos en los cuales había despachados a sus contrincantes en el primer asalto.”Ahora es muy fácil hablar del legado de Ali, pero por esos días el favorito de los apostadores y los entendidos era Liston, el campeón”, agregó Ortiz. “Pero yo imaginaba lo que iba a suceder. Tuve la suerte de ver entrenar a Ali, quien vivía en Overtown. Era muy dedicado y Liston lo subestimó”.

La historia es conocida. Bajo la guía de Dundee y el entrenamiento del cubano Luis Sarría -Ali admiraba y aprendió muchísimo de los púgiles cubanos de la época-, el retador capeó el temporal de Liston en el primer asalto, y se repuso a una ardentía momentánea en los ojos para cuando finalizaba el cuarto round para comandar las acciones con su velocidad y talento superiores, al punto que el campeón no salió de su esquina para el séptimo asalto. Clay era el nuevo rey y pronto Ali iba a desterrar ese nombre para convertirse en un ícono de alcance mundial.

El pasado 7 de febrero se celebró el 50 aniversario del debut de Los Beatles en Estados Unidos. En su frenética primera visita, el cuarteto pasó por el gimnasio donde Clay entrenaba. Como Paul McCartney, John Lennon, George Harrison y Ringo Starr, Clay estaba dispuesto a comerse el mundo.




Volver arriba